07 diciembre 2010

Alonso "Pocillo" López, el mejor lateral izquierdo en la historia azul.

Los que me conocen a fondo saben que mi primer gran ídolo en el fútbol fue Paolo Rossi y eso gracias a que vi el Mundial de España '82 en el regazo de mi padre a los 6 años de edad. Ver a ese italiano con su camiseta azul, la misma con la que jugaba Millonarios, el equipo del que mi padre era hincha me acercó mucho al fútbol. Gracias a los goles del "Bambino de Oro" salía a jugar con mi mejor amigo, que por cierto aun conservo, al parque que quedaba al frente de la casa, ahí hacia goles no tan increibles como los del italiano pero los celebraba como él.
Al mismo tiempo, mi padre me hablaba muchísimo de un tal Alonso López, de su juego, de su jerarquía, siempre lo catalogaba como el mejor lateral izquierdo de la época, me decía que toda su vida como jugador la había entregado a Millonarios, cosa que me impacto muchísimo. Para un niño de 6 años, 7  ya eran una eternidad.
Un día de ese año 1982, mi padre me llevó a un entrenamiento de Millonarios, fue mi primera visita y mi primer contacto con el equipo embajador, ese tambien fue el primero de mi padre. Ahí estaba aquel equipo que todo el país admiraba, (en ese momento América era un equipo chico con apenas un título, Nacional contaba con 4, Santa Fe tenía 6 y el Cali apenas sumaba 5). Mi papá esperó a que finalizara el entrenamiento para pedirle un autografo al Pocillo y para que me saludara. Esa fue una de las alegrías mas grandes de mi viejo, aunque la verdad, a los 6 años no entendí la magnitud de lo que hizo mi padre por mi, lo vine a entender casi 8 años después.
Alonso "Pocillo" López nació en Manizales el 27 de mayo de 1957, fue el octavo hijo del matrimonio entre Gerardo López y Margarita Palacio. Desde sus primeros años el balón fue su pasión las 24 horas del día: en la casa, en la escuela, en el potrero, cuando dormía.... ese era el fúturo del niño Alonso, que veía en los jugadores del Once Caldas y en los de Millonarios que salían campeones en los años 61, 62, 63 y 64. En palabras de él: "Tenía un verdadero conflicto emocional: Once Caldas era el equipo de mi tierra y tenia que apoyarlo. Millonarios me gustaba por su fútbol, su tradición y su jerarquía. Cuando jugaban Millonarios y el Once en Manizales no iba al estadio y me quedaba en la casa haciendo fuerza para que empataran... Para que no perdiera ninguno de los dos".
Para agosto de 1970 llegá al barrio La Estrada de Bogotá donde conoce a Alvaro Gómez, quien jugaba en las inferiores del club embajador y lo anima a presentarse a las pruebas que dirigía el gran Don Jaime Arroyave en los terrenos del Minuto de Dios, donde lo observa y lo acepta, Alonso quedá en Millonarios.
El "Pocillo" empieza su recorrido por las categorías del club donde sale campeón en todas ellas y llega a la de reservas en 1974, año en el que es ascendido al primer equipo debido a que Millonarios enfrentaba la Copa Libertadores y Gabriel Ochoa Uribe le solicita al "Loco" Arroyave jugadores para reforzar el equipo del torneo local, así, Alonso "Pocillo" López, debutá como profesional en septiembre contra el Cúcuta Deportivo en el mismísimo estadio General Santander.
Desde esa época su posición en el campo varió; comenzó como volante de marca, fue volante mixto y eventualmente marcador de punta, y es en esta posición en la que se consolida en la titular del primer equipo bajo las ordenes del técnico Juan Eulogio Urriolabeitia en el año de 1976. Millonarios sale tercero del torneo a pesar de ser el mejor de la reclasificación y la misma historia se repite al año siguiente.
Solo hasta 1978 sale campeón en el estadio El Campín ante su rival de patio: el Independiente Santa Fe, equipo que termina derrotado 3-0 y que puso a celebrar a todo un país. En ese equipo "Pocillo" compartió camerino con Willington Ortiz, Daniel Germán Onega, Germán Gutiérrez de Piñeres, Roberto riquelme, Arturo Segovia, Alejandro Bran, Euclides González, Carlos Emilio Rendón, Jorge Amado, Jaimito Morón y Juan José Irigoyen entre otros.
Solo hasta 1984, despúes de quedar terceros en 1980, 1982 y 1983 vuelve a acariciar la posibilidad de título que le es arrebatada a Millonarios en el Romelio Martinez gracias a un gol de Alan Valderrama. Juega hasta diciembre de 1985 cuando por problemas económicos del club salen una gran cantidad de jugadores. Termina su carrera en el Once Caldas.
Con Millonarios juega 335 partidos oficiales por torneo de Dimayor, eso sin contar los amistosos y torneos internacionales, sale campeón en todas las categorias inferiores y en 1978 con el equipo profesional, disputó 2 Copas Libertadores en los años 1979 y 1985, estuvo en la gira que realizó Millonarios por España en 1981 y queda subcampeón con ese equipazo de 1984.
La Selección Colombia no fue ajena al gran rendimiento que mostró a lo largo de su carrera y fue convocado desde que estaba en las inferiores de Millonarios. En 1973 fue su primera convocatoria a la Selección Juvenil y en 1974 disputa 4 partidos como titular en el Juventudes de América. Salio subcampeón con la selección en la Copa América de 1975. Entre 1976 y 1985 disputó 10 partidos con la selección y además hizó parte de las selecciones que participaron en las eliminatorias de 1977 y 1985.

1 comentario:

  1. No soy hincha de Millonarios, pero me gusta su trabajo en este blog, en especial el Manifiesto Tomando en ocho sus 8 numerales. Felicitaciones.

    ResponderEliminar

LOS TOMANDOS UN ORGULLO QUE VALE LA PENA COMPARTIR!!!